Suscríbete

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Una forma sencilla y natural de hacer frente al calor…

El calor intenso nos molesta y a menudo nos paraliza, no nos deja dormir…. ¿Cómo podemos hacerle frente de una manera sencilla y natural?

Un básico: crema hidratante con aceite esencial de menta

El aceite esencial de menta en contacto con nuestra piel nos provoca una sensación de frescura intensa. Le aconsejamos poner unas 2-3 gotas de menta en un poco de crema hidratante, mezclar bien y extenderlo primero por la nuca y después por los brazos y axilas. Al poco más de un minuto notará una frescura intensa que le durará un buen rato.

Si tiene que tomar el sol puede añadir al protector solar unas 2-3 gotas de aceite esencial de menta

Refrescamos el ambiente de casa cuando la tenemos cerrada y la abrimos por la noche.

La casa debe tenerse a oscuras y bien cerrada durante las horas de calor. No abrirla por nada hasta que se haya puesto el sol. Entonces hay que abrir todo para que durante la noche se refresque. Si se ven obligadas a tenerla con luz y abierta procure abrir ventanas que miren al norte y provocar corriente de aire (ventilación cruzada).

Durante el día para notar un ambiente fresco y desinfectado poner al difusor de ultrasonidos unas 4-5 gotas de menta y unas 5-6 gotas de aceite esencial de limón. La humificación fresca que provocará hará que respire mejor y además alejará a los mosquitos.

Beber infusiones frías y refrescantes

No nos cansaremos de decir que las infusiones son bebidas que pueden tomarse frías. El aporte de antioxidantes y otros principios activos que nos aportan las infusiones hacen que además de hidratarnos nos aporten otros beneficios. En este sentido os recomendamos sobre todo y la infusión Actíva’t y la Reforça’t El romero nos ayudará a tener energía y estar despiertos. La Reforça’t es un cóctel fantástico de Artemisia Annua y regaliz para ayudar a nuestro sistema inmunológico.

Si el calor no nos deja dormir ponemos unas gotitas de OE lavanda en la almohada y ponemos el cojín terapéutico en el congelador un ratito.

Cuando me siento muy cansada pero el calor no me deja dormir acostumbro a hacerme el siguiente tratamiento de choque: me pongo unas gotitas de oe de lavanda en la almohada y además me aplico en la nuca la almohada terapéutica que previamente he puesto unos minutitos a refrescar en el congelador. Antes de esto ya me he hecho el masaje en el cuerpo, especialmente en los pies y en las piernas con la crema hidratante con 2 gotitas de menta.

Vamos, que antes de enchufar el ventilador tenemos muchas estrategias sanas y sin que suba el recibo de la luz.

Pilar Comes Solé Impulsora de la Xarxa Parc de les Olors

Scroll al inicio

Aquesta web utilitza "galetes" de tercers per desenvolupar determinats serveis. Si continúes, acceptes les "galetes" Més informació

Les opcions de galetes en aquesta web estan configurades per permetre "galetes" per oferir una millor experiència de navegació. Si segueixes fent servir aquesta web sense canviar les teves opcions o fas clic en "Acceptar" estaràs acceptant les "galetes" d'aquesta web.

Tancar