Suscríbete

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Comer sano sin encender el fuego

Cuando hace tanto calor nos da pereza encender el fuego y estar mucho rato en la cocina. La cocina catalana tiene platos muy emblemáticos que son auténticas joyas de la nutrición equilibrada, sobre todo si además les añadimos  hierbas y especias. Os paso dos recetas que hacemos en  las ‘Cenas de campo’ este mes de agosto.

Cremas de verduras con hierbas y especias, un buen cóctel antioxidante

Ayer cosechamos unos calabacines un poco grandes y hice una crema. Sólo tuve la paciencia de sofreír la cebolla, añadir el calabacín, el agua hasta cubrirlo y hervir unos 20 minutos. A la hora de triturarlo todo, añadimos una pizca de sal, pimienta negra y un poco de jengibre rallado así como una cucharadita de cúrcuma y aceite de oliva virgen extra o bien si te gusta más, un buen chorro de crema de leche. El resultado es que el sabor del calabacín se neutraliza un poco y así la crema obtiene unos sabores complementarios algo exóticos, pero que nos aportan un buen complemento de antioxidantes.
Suelo tener siempre en la nevera cuando llega el calor diferentes cremas de verduras crudas o cocidas enriquecidas con una buena dosis de hierbas y especias. Además de las propiedades de las verduras añadimos el cóctel antioxidante de las hierbas y especias. Así, si no tenemos demasiado hambre, con un buen cuenco de alguna de estas cremas pasamos perfectamente.

Un buen empedrado ya es un plato completo y aderezado con pesto de albahaca mucho más sabroso y antioxidante

Tenemos muchos pimientos en el huerto y bien cortados en dados minúsculos son unos de los ingredientes básicos del completo EMPEDRADO.

Piensa: judías ya cocidas, cebolla en dados pequeños, pimientos, aceitunas negras y un buen bacalao desmigado. Si no te gusta el bacalao puedes sustituirlo por huevo duro. Unos tomates cherry tampoco vienen mal. ¿Pero cómo lo aliñaremos? Nosotros le hacemos un pesto de albahaca sin frutos secos y con un chorrito de vinagre suave. La albahaca le da un gusto intenso y sobre todo le aporta sus propiedades antioxidantes y digestivas. Y si guardamos el empedrado en la nevera se nos puede conservar varios días.

La cuestión es que en la cocina de verano es bueno acordarse de las hierbas y especias. Por distintas razones: nos aportan un plus de antioxidantes que necesitamos en esta parte del año en que el calor nos hace sudar y además nos garantizan la conservación de los alimentos.

Pilar Comes Solé Impulsora de la Xarxa Parc de les Olors 

Scroll al inicio

Aquesta web utilitza "galetes" de tercers per desenvolupar determinats serveis. Si continúes, acceptes les "galetes" Més informació

Les opcions de galetes en aquesta web estan configurades per permetre "galetes" per oferir una millor experiència de navegació. Si segueixes fent servir aquesta web sense canviar les teves opcions o fas clic en "Acceptar" estaràs acceptant les "galetes" d'aquesta web.

Tancar